martes, 12 de septiembre de 2017

Importante artículo del BLOQUE PROLETARIO sobre la cuestión de la lucha anti minera, líneas fundamentales a tomar en cuenta, sobre todo ante todo tipo de oportunistas de la izquierda politiquera y de las ongs, estas últimas verdaderas agentes para traficar con las reivindicaciones  ambientales y canalizar fondos desde la famosa "cooperación internacional" y así obtener megasueldos y vida parasitaria. 


REFLEXIONES SOBRE LA LUCHA CONTRA LA MEGAMINERÍA IMPERIALISTA EN ECUADOR

 Algunos puntos importantes en cuanto a la resistencia anti-minera si queremos que sirva para la lucha antimperialista

1.      CON MORENO CONTINÚA EL AVANCE DE LA MEGAMINERÍA EN ECUADOR

El gobierno de Alianza País, desde el 2007 hasta la actualidad, se ha caracterizado por ser uno de los más serviles al imperialismo, chino especialmente, creando las mejores condiciones para la penetración y el saqueo del capital transnacional, entregándole territorio, aumentando el endeudamiento, con lo que se posibilita la presión y control sobre nuestro país, profundizado la semicolonialidad, y claro, recibiendo una buena compensación por estos servicios, al punto de convertirse en los nuevos ricos del país.

Alineados con las necesidades e intereses del capital transnacional, la burguesía burocrática con el gobierno de Alianza País, no han dudado en poner a las órdenes de los planes del saqueo corporativo toda la estructura institucional, legislativa, jurídica, a la fuerza pública, la infraestructura y servicios, los medios de comunicación, es decir, han cumplido a satisfacción su papel de peones del imperialismo y sus socios nacionales.

Esto es evidente en el tema del impulso que se ha dado a la industria extractiva de la minería, donde desde el inicio el gobierno mostró de qué lado está cuando reprimió las movilizaciones convocadas por la Coordinadora Nacional por la Defensa de la Vida y la Soberanía CNDVS, que se dieron en el 2007, a pocos meses de la posesión de la primera presidencia de Rafael Correa, iniciando un proceso de criminalización y persecución de la protesta social sin precedentes en Ecuador.

A la par con ello, impusieron con la Constitución del 2008 restricciones a la decisión sobre los denominados sectores estratégicos, desacataron el Mandato Minero, reformaron la ley de minería al antojo de las empresas, determinaron como de “interés nacional” el desarrollo de cinco megaproyectos: Mirador, Fruta del Norte, Pananza-San Carlos, Río Blanco y Quimsacocha (Loma Larga); aceleraron los trámites para los licenciamientos ambientales, dejando en la impunidad la violación a derechos que implicó la entrega de concesiones mineras sin Consulta Previa, entre otras.

Es importante recordar que esto sucedió mientras el actual presidente Lenin Moreno era Vicepresidente de Correa, y durante todo este tiempo en que se mantuvo como funcionario del régimen, es decir, recordar que se trata del mismo gobierno que desde el 2007 viene impulsando los megaproyectos de minería, imponiéndolos con el uso de la violencia, criminalizando la protesta, militarizando las zonas de conflicto, poniendo al ejército y a la policía al servicio de las transnacionales, decretando estados de excepción para permitir el ingreso de las empresas en los territorios, y violando elementales derechos democráticos.

Es el mismo gobierno que en 2015 creó un ministerio para las mineras, encargado de defender a capa y espada la penetración del capital extranjero, especialmente chino, en este sector. Empeñado en una lacayuna campaña internacional para ofertar el país al mejor postor, y vía subasta poner el territorio nacional en manos de los saqueadores de minerales. Ministerio que además funge de tramitador, abogado, portavoz, publicista, limpiabotas de las compañías mineras.

Es el mismo gobierno, más allá del sainete de la supuesta pelea entre Moreno y Correa, que ratificó como ministros a Javier Córdova, rastrero vendepatria premiado por los excelentes servicios que está prestando a las mineras.

Y es así como Lenin Moreno ratificó a su vez la continuidad de la política minera, que es algo lógico ya que se trata del mismo gobierno pro-imperialista de Alianza País, que llegó en el 2007 ha oxigenar el dominio de la burguesía tradicional y fortalecer a la burguesía burocrática.

Sin embargo, dada la baja popularidad con la que terminó Correa, y la “ganancia” tan cuestionada en las últimas elecciones presidenciales, Alianza País ha optado por una nueva careta, de supuesta apertura, de “estilo distinto”, de llamado a “diálogo”. Y para este juego se prestan en seguida todos los sectores reaccionarios y reformistas, en especial estos últimos a los que les tienen amansados con las migajas por las que tanto viven clamando.

La supuesta pugna entre correítas y partidarios de Moreno sirve de cortina de humo mientras se sigue entregando territorio nacional a las corporaciones mineras y se avanza con los proyectos determinados por el gobierno como “estratégicos”.

El 29 de mayo, es decir, a 5 días de posesionado Moreno, INV Metals anunció el acuerdo con el gobierno para la firma del contrato de explotación en Quimsacocha (proyecto Loma Larga, Cuenca, Azuay), y se encuentra trabajando con gran cantidad de personal hasta los fines de semana, en el sector del nacimiento del río Irquis.

El 10 de agosto, el ministerio de las mineras en Ecuador, anunció la entrega de 237 nuevas concesiones como resultado de la lacayuna campaña internacional para ofertar más territorio nacional a empresa mineras; 237 nuevas concesiones que se han dado sin que los habitantes de esas zonas hayan sido informados ni consultados. Y hay 671 más en trámite.

En el caso del megaproyecto Río Blanco, también localizado en Azuay, en días anteriores se aprobó el Estudio de Impacto Ambiental para la Fase de Beneficio, con lo que han completado la jugada en el ministerio de ambiente, en tanto que SENAGUA sigue santificando la actuación de la empresa con sus informes favorables sobre monitoreos de agua a cargo de la propia empresa china Ecuagoldmining (Junefield), que cómo es lógico dicen que todo se cumple de acuerdo al “plan de manejo” aprobado. Y más claro no puede haber dejado su posición el gobierno cuando la semana pasada el mismo Javier Córdova estuvo en Cuenca para firmar contratos de trabajo para este proyecto, porque como ya dijimos anteriormente este ministro hace todo tipo de trabajo para las compañías mineras, desde publicista hasta guachimán.

En Zamora Chinchipe adelantan las obras de construcción de la mina, o mejor dicho, de destrucción en Mirador, donde la corporación china Tongling Non Ferrous Metal está dejando una secuela de destrucción y contaminación, mientras se despliega toda una campaña mediática a favor del megaproyecto Fruta del Norte de la compañía canadiense Lunding Gold.  

En Morona Santiago la fuerza pública sigue resguardando el campamento de Tongling en la zona del proyecto Pananza-San Carlos, e incluso se han cerrado el paso en las carreteras públicas, impidiendo el tránsito a los moradores de las comunidades campesinas y shuar de la zona, todo para mantener tranquilos y contentos a sus amos chinos.

Y para completar toda esta política entreguista y servil al imperialismo, ya está hablando el ministro de comercio exterior Pablo Campana de un tratado de “libre comercio” con China similar al que firmaron con la Unión Europea, para satisfacer el apetito que esa gran potencia tiene de nuestro recursos, sobre todo minerales, y que con tanto placer ha confirmado Campana en declaraciones durante su visita a China.

En estas condiciones, algunos sectores de politiqueros, aún tienen la desfachatez de decir que hay que buscar un “diálogo” con el gobierno, ¿diálogo sobre decisiones tomadas?, ¿sobre hechos consumados?, incluso plantean pedir que se incluya en la consulta planteada por Moreno una pregunta sobre la minería, en especial en el caso de Azuay, en donde las inoperantes autoridades locales no saben cómo justificar su complicidad en el avance de la megaminería.

El gobierno de Moreno por tanto no es más que la continuación del nefasto gobierno de Alianza País que comenzó en el 2007, y frente al cual lo único digno es continuar la lucha.

2.   ENSEÑANZAS DE LA RESISTENCIA CONTRA EL IMPERIALISMO MINERO A CERCA DEL CARÁCTER DE ESTA LUCHA

La lucha contra el imperialismo minero en Ecuador tiene una larga historia[1] que ha dejado varias enseñanzas valiosas.

Entre el 2006 y 2012 el movimiento anti-minero involucró organizaciones populares, comunidades y poblados cercanos a los proyectos que no estaban dirigidos ni cooptados por partidos politiqueros ni oenegés. Mucha de esta acción y esfuerzo sirvió para detener por largos años los mega proyectos mineros.

La problemática minera hasta antes del 2006 no fue tomada en cuenta por los politiqueros. Sólo unas que otras ongs venían haciendo del tema minero un buen pretexto para captar dineros con el justificativo de “apoyo” a comunidades afectadas. Su accionar, como es lógico, nunca rebasó los estrechos intereses onegeistas.

Costó mucho sacrifico a pequeñas organizaciones de base y comunitarias -un importante papel cumplió como la Coordinadora Campesina Popular CCP- visibilizar ante la opinión nacional la intromisión imperialista que se había apropiado de miles y miles de hectáreas bajo la figura jurídica de concesiones mineras, anulando los derechos de campesinos, indígenas y pobladores de los territorios concesionados, sobretodo en Morona Santiago donde surgió la CCP, y logró impulsar un movimiento que paralizó las actividades de minería en toda la provincia en el 2006, que se extendió hasta el megaproyecto Mirador en Zamora Chinchipe.

La lucha valerosa de organizaciones y sectores afectados se concretaría en la Coordinadora Nacional por la Defensa de la Vida y la Soberanía CNDVS (2007), y con ella se llevaron adelante las movilizaciones más contundentes que sirvieron para visibilizar la resistencia contra la minería y detener por varios años el avance de los megaproyectos. Fue el único movimiento social activo que realizó acciones de protesta contra del gobierno de Alianza País desde el inicio mismo del régimen de Correa, mientras todos los sectores tradicionales llamada “izquierda” le daban su apoyo incondicional.

La CNDVS mientras existió cumplió un papel trascendental cubriendo la necesidad de un frente popular amplio para enfrentar los intereses mineros imperialistas, movilizando poblacional rural y urbana de zonas impactadas por los megaproyectos, en especial de aquellos declarados por el gobierno como “estratégicos”.

La lucha que llevó adelante la CNDVS desde el 2007, y que pudo unir organizaciones y comunidades de Oriente, Sierra y hasta de la Costa, sufrió una brutal represión por parte del estado y gobierno reaccionario de Alianza País, con una política represiva, de persecución y criminalización contra sus dirigentes y organizaciones. Decenas de mujeres y hombres luchadores de la CNDVS que participaban activamente en las luchas en el campo y la ciudad fueron encarcelados, golpeados, enjuiciados bajo tipos penales como sabotaje y terrorismo, y fueron blanco de distintos actos de violencia estatal y gubernamental.

Además la CNDVS no sólo tuvo que enfrentar al gobierno de Correa en su época de mayor apogeo, sino también la arremetida de los oportunistas partidos de la llamada “izquierda”, y de oenegés, que hicieron todo lo posible por cooptar este nuevo movimiento con el objetivo de refrescar su decadente imagen, los primeros en busca de votos para conseguir o mantenerse dentro del Estado burgués, y los segundos para continuar captando el dinero de la “cooperación internacional”. De esto haremos un mayor señalamiento más adelante.

La experiencia de lucha que desarrolló la CNDVS fue una escuela política de enormes enseñanzas para algunas organizaciones populares, pese a las limitaciones organizativas e ideológicas, propias de un amplio y, en su mayoría, espontáneo movimiento.

Organizaciones que fueron parte de CNDVS, o que surgieron en el marco de esos años de lucha, continuaron en la resistencia a la minería, deslindando siempre campos con los politiqueros oportunistas busca votos y los afanes manipuladores de las oenegés, desarrollando una labor de concientización y movilización sin mezquinos fines electorales o comerciales, con una línea proletaria, antimperilista, anticapitalista, antipatriarcal y antireformista.

Ese proceso llevó en años posteriores a la unificación de las luchas de distintos sectores populares por sus reivindicaciones, y organizaciones de áreas urbanas y rurales confluyeron en el BLOQUE PROLETARIO (BP) a partir del 2015. La Coordinadora Campesina Popular CCP, ha sido una de las organizaciones impulsoras de la creación de este espacio de unidad porque comprende que la lucha contra el saqueo minero tiene que ser parte de la lucha general del pueblo contra la dominación imperialista.

Varias han sido las acciones que el BP ha desarrollado para denunciar y oponerse a la megaminería imperialista en el país, especialmente del capital chino, como la protesta frente a la embajada de China el 14 de julio de 2015, el Tribunal Popular contra la invasión minera imperialista realizado en Cuenca el 2 de septiembre del 2016 y la protesta frente a la Asamblea para rechazar la presencia en Ecuador de Xi Jinping, representante de los imperialistas chinos, entre muchas otras acciones regionales.

La oposición a los megaproyectos de minería, así como a todo tipo de saqueo imperialista, es parte de la plataforma de lucha del BP, siempre bajo los principios de que el pueblo es el artífice de su propia liberación, independencia de clase y autogestión.

El BP, y las organizaciones que los conforman, no buscan votos, al contrario, en el último proceso electoral, y por primera vez en Ecuador, desarrolló una campaña en contra de la farsa de las elecciones burguesa y la dictadura de la burguesía que esconde la democracia burguesa.

El BP no recibe presupuestos de ninguna institución, organización o personas, realiza un enorme esfuerzo en trabajos de autogestión para desarrollar sus actividades y así defiende como uno de sus principios fundamentales la independencia para tomar decisiones y actuar sólo por los intereses de las clases oprimidas.

En esta misma línea proletaria surgió en este año el Frente Ecológico Natura Insurrecta, que concentra su definición política-ideológica y filosófica en su consigna “¡No somos defensores de la Naturaleza, somos la Naturaleza defendiéndose!”.

Tanto el BP como Natura Insurrecta comprenden que llevar una línea de clase, implica no sólo ver el problema general de la intromisión imperialista minera, sino también tener claro que las comunidades no son un todo sin contradicciones de clase, y que al interior de las propias comunidades las corporaciones imperialistas encuentran sus aliados en el terreno, estos son los pro-mineros, autoridades, individuos o grupos que defienden a rajatabla a las compañías por las migajas que reciben.

En las comunidades rurales por lo general son la gente enseñada al asistencialismo, y por las pequeñeces que reciben de las empresas y del gobierno, se vuelven enemigos acérrimos de quienes se oponen a la minería. Esta gente se mueve sólo por sus mezquinos intereses y cuando las empresas no les “cumplen los ofrecimientos” hasta llegan a ponerse “en contra”, sobre todo si encuentran más ventajoso pasar al papel de víctimas, especialmente si están aupados por los oportunistas electoreros y oenegés.

3. EL OPORTUNISMO ELECTORERO Y LA OENEGIZACIÓN EN LA LUCHA CONTRA EL IMPERIALISMO MINERO

Los politiqueros de toda laya y las oenegés son una expresión política del reformismo y por tanto un verdadero cáncer para lucha popular revolucionaria. Las unas (por más progresistas que se autodefinan) se enquistan en comunidades y organizaciones para sus fines mercantilistas, es decir, para justificar el dinero que reciben vía “cooperación internacional”; y los otros que hacen carrera en los puestos del Estado reaccionario burgués con mega sueldos y vida parasitaria.

Tanto las ongs como los politiqueros, en el discurso, buscan la justicia dentro de los linderos del capitalismo, ofrecen eliminar la pobreza, las desigualdades, la crisis ambiental, pero bajo las reglas de la democracia burguesa. Las unas y los otros actúan bajo el slogan reformista de “carcomer desde dentro”, es decir, venden la ilusión de que se puede cambiar las cosas sin eliminar de raíz el sistema capitalista-imperialista.

Las ongs cumplen el papel de detener, desviar, y dividir las organizaciones y movimientos autónomos que reclaman sus reivindicaciones. Su función es cooptar, controlar e institucionalizar las luchas, para que no trasciendan el marco del sistema capitalista-imperialista, y eso les reporta suculentos presupuestos con los que se sostiene un enorme aparato de “activistas” a sueldo, administradores, técnicos, consultores, consejeros, etc.

Por ello siempre las oenegés se oponen a que organizaciones populares con una línea revolucionaria dirijan las luchas, y rechazan todo lo que huele a línea de clase proletaria, eso no es compatible con su negocio y su función política de sostenedoras del sistema.

A través de los recursos que manejan por los presupuestos que captan, invisibilizan a organizaciones y movimientos que son contrarios a sus intereses. Por el contrario levantan perfiles de organizaciones e individuos que les sirven para sus fines.

La ongs tienen como uno de sus mejores y mayores aliados a los politiqueros con  sus distintos matices, unos autodenominados de izquierda, otros de centro y otros de derecha, y de igual manera los politiqueros siempre “unen fuerzas” con las ongs, y no es raro que transiten de un espacio a otro según sus conveniencias.

Los politiqueros, por su parte, se valen de los conflictos y reivindicaciones populares para escalar a los puestos y allí meterse buen billete. Nunca hacen nada que beneficie a las clases populares, viven del engaño y la mentira, al final sirviendo a la burguesía, y haciendo con ello “prestigiosas” carreras con las que acumulan dinero, propiedades, y encima son tan descarados que dicen que están en la política “por servir al pueblo”, cuando lo que hacen es servirse del pueblo.

Los politiqueros de partidos y movimientos que se hacen llamar de izquierda en Ecuador son el reformismo al servicio de la burguesía. Le quieren hacer creer a la gente que ellos llegando a una junta parroquial, a una alcaldía, a una prefectura a una diputación, o llegando a la presidencia, desde allí harán las “reformas” necesaria para cambiar las cosas. Con esto dividen y engañan a la gente.

Los politiqueros son los bomberos de la lucha ambiental y social. Cuando el pueblo se ha levantado contra la opresión salen rápido a apagar la huelga, el paro, la movilización, son campeones para negociar a nombre de la gente, y con ayuda de los medios de comunicación, se han transformado en “héroes”, expertos en la venta de espectáculos decadentes para mantenerse en el top del show politiquero.

Los politiqueros no quieren que el pueblo se eduque, se organice y se levante en lucha autónoma e independientemente. No les conviene, quieren masas domesticadas, por eso siempre repiten cosas como estas: “nosotros somos las autoridades… nosotros ya estamos buscando las mejores soluciones… ya hemos conversado con el ministro… ya hemos invitado al presidente… ya estamos haciendo las demandas… cuidado nada de radicalismo… eso desprestigia el movimiento…”, y cosas por el estilo.

En el tema minero los politiqueros han usado esta lucha como plataforma para ser electos en distintas instancias de gobierno. Desde los cargos han llevado un sainete de oposición a la minería que no ha servido para nada más que para que se llenen los bolsillos.

Siempre están atentos donde revienta una protesta y corren para tratar de hacerse amigos de algunos dirigentes o masas, les ofrecen el oro y el moro con tal que se afilien o apeguen a su partido politiquero. O llegan para hacer “caridad” a los pobres. Su práctica es totalmente oportunista, ya que no hacen trabajo, sino buscan como hacerse de la mesa servida, el burocratismo es su esencia, pero el poder dentro del Estado les da agallas para manipular y así perpetuarse en sus cargos.

En el caso del conflicto minero, tanto los politiqueros como las ongs se han beneficiado. Los unos han ganado espacios en el Estado burgués desde juntas parroquiales, alcaldías, prefecturas, hasta curules en la asamblea, y eso les ha significado riqueza, estatus, vida parásita, mientras los megaproyectos han seguido avanzando. El más crudo ejemplo: Zamora Chinchipe donde Pachakutik ha tenido por más de una década la prefectura, alcaldías, asambleístas, juntas parroquiales, y sin embargo hay dos megaproyectos allí avanzando a pasos agigantados. En Mirador ya mismo se termina de construir la infraestructura de la mina, y en Fruta del Norte ya se firmó el contrato para la explotación. Y no sólo es la megaminería, esa pobre provincia está devastada por la dicha “mediana” y “pequeña” minería, que destroza los ríos y los bosques, mientras su prefecto se jacta de ser el “héroe antiminero”.

Y lo que hace la politiquería en Azuay también muestra el oportunismo de los que aspiran, por esa vía, hacer una lucrativa carrera dentro del Estado burgués, es más, muestra que incluso sectores reaccionarios pueden llegar a tener un discurso “radical” de antimineros, si eso se traduce en votos.

Ahora mismo, como la campaña para los gobiernos locales ya está a las puertas, todos se esfuerzan por aparecer defensores del agua, hasta politiqueros de CREO, cuando justamente es el capital financiero internacional el mayor beneficiario de la explotación del oro. Pero, como en politiquería todo es posible, vemos a los politiqueros que hoy están de “autoridades”, incluso algunos de la Alianza País, lanzando encendidos discursos, haciendo declaraciones inútiles y propuestas fuera de foco, pero en tantos años, no han sido capaces de hacer algo útil para detener el avance de los megaproyectos en esta provincia. En la práctica, el discurso antiminero y de “defensores del agua”, sólo sirve para esconder su complicidad en la imposición de la megaminería imperialista.

Y cuántos viajes, giras, encuentros, estudios, publicaciones, rituales, consultorías, han justificado las oenegés por la “defensa” de las comunidades afectadas, y más con la cantaleta de los pueblos indígenas, con los que captan los dineros de los financistas internacionales que les permiten tener empleos bien remunerados y reconocimiento de su clientela a la que le hacen chorrear la “ayuda humanitaria”.

El resultado del accionar de los politiqueros y las oenegés debilitó el movimiento contra la invasión minera imperialista, lo desvió y lo estancó en el fango de institucional de la democracia burguesa.

4.      POSICIÓN DEL BLOQUE PROLETARIO

El BP reafirma que la lucha en contra de la destrucción de la Naturaleza es parte de la lucha general por la liberación nacional y contra el capitalismo-imperialismo que ha causado una debacle ecológica sin precedentes.

En ese marco las luchas de resistencia contra cualquier agresión imperialista, como es el caso de la megaminería, debe servir para fortalecer el movimiento popular anticapitalista, antimperialista, antipatriarcal, antireformista, y no a los intereses de los sostenedores del sistema como son todos los gobiernos vendepatria, politiqueros busca votos de cualquier laya, o los oenegés que hacen su negocio.

La lucha por la defensa de la Naturaleza debe ayudar a comprender el carácter semicolonial de nuestro país y la necesidad de terminar con el sometimiento al imperialismo y a la burguesía nacional que es su aliada, y es en esa línea que caminará siempre el BP y sus organizaciones, comprendiendo que la lucha contra el saqueo y destrucción minera no es sólo una cuestión de tal o cual comunidad aledaña a un proyecto, sino una lucha antimperialista dentro de los objetivos globales de enfrentar el sistema capitalista-imperialista.

De igual manera la lucha contra el imperialismo implica la lucha contra quienes son parte del saqueo y la destrucción al interior del país, es decir, los gobiernos pro-imperialistas como el de Alianza País hoy encabezado por Lenin Moreno y a todos los que le hacen el juego corriendo a sus llamados de “diálogo” y que, cuando ya no les satisfaga la tajada que van a recibir, saldrán con la cantaleta de la “traición” y se convertirán en sus opositores, igual que hicieron con Correa.

La lucha contra el capitalismo-imperialismo no puede estar desligada de la lucha contra el reformismo, ya que este es otra cara de la burguesía que confunde a las masas. El BP en todo momento denunciará y desenmascarará el accionar de los reformistas en sus diferentes manifestaciones, para esclarecer la diferencia de los objetivos que persiguen politiqueros y oenegés, con los de las organizaciones populares con una línea proletaria.

El BP seguirá movilizándose, realizando acciones en distintos ámbitos para oponerse al saqueo imperialista, no sólo en la minería, sino en todo lo que signifique agresión a la Naturaleza y profundización de la semicolonialidad. Continuará en sus tareas de concientización permanentemente con diversas actividades y sobre todo con Escuelas de Política y Ecología como espacios para la reflexión y comprensión desde la línea proletaria de la crisis ambiental a la que ha llevado el capitalismo-imperialismo.

El BLOQUE PROLETARIO, y todas las organizaciones que lo conforman, hacen un llamado a toda mujer y hombre progresista, antimperialista, anticapitalista, que se indigne contra toda forma de agresión contra la Naturaleza, a sumarse a esta nueva corriente revolucionaria que está marcando un camino de lucha honesta y consecuente en Ecuador, con la vitalidad de una verdadera línea de clase, a 100 años de la Revolución de Octubre, una de las mayores gestas históricas del Proletariado mundial por construir un sistema donde primen los intereses y las necesidades de las grandes mayorías y del Planeta.

11 de septiembre de 2017

¡Por el desarrollo de una nueva corriente revolucionaria en el Ecuador!
BLOQUE PROLETARIO DE ECUADOR




[1] No se hará una revisión y análisis exhaustivo de la historia de la resistencia a la minería en Ecuador. Sólo se mencionarán algunos momentos que son de interés para el presente escrito.

viernes, 4 de agosto de 2017

LA DISPUTA ENTRE LOS GRUPOS DE MORENO Y CORREA-GLAS ES ECONÓMICA
Bloque Proletario ante los sucesos políticos que está viviendo el país:
1. Las disputas al interior del gobierno y del partido de Alianza País tienen que ver con asuntos económicos y no político-ideológicos como se pretende mostrar a la opinión pública. Alianza País desde sus inicios se conformó como una plataforma amplia donde convergieron grupos monopólicos tradicionales, sectores burgueses medios, partidos politiqueros tradicionales de izquierda y una pequeña burguesía arribista que lograron nuclear a su alrededor varias organizaciones de tinte popular, que en base a ofrecimientos e intereses particulares apoyaron dicho proyecto. El interés inicial y actual no se ha modificado: utilizar la estructura estatal para beneficiarse de los negociados y la corrupción.
2. Con el gobierno de Alianza País, hace diez años, asciende una facción burocrática de la burguesía, que utiliza el Estado como palanca de acumulación y enriquecimiento, sin afectar los intereses generales de las élites tradicionales.
Este hecho fue denunciado desde el inicio mismo de este gobierno por grupos como el Movimiento Vientos del Pueblo y la Coordinadora Campesina Popular, mientras toda la izquierda tradicional (MPD-Pachakutic) que se proclamaba opositora dio su apoyo durante años a la farsa denominada revolución ciudadana, a la vez que lucraban mediante puestos en ministerios y la asamblea.
3. Alianza País modernizó el aparato estatal, sacándolo de la crisis institucional en la que había caído fruto del neoliberalismo. Dicha modernización nunca tuvo que ver con los intereses de las masas populares y los sectores empobrecidos del país, sino con un despojo sistemático de derechos; con una agresiva criminalización y corporativismo orientado a la desmovilización y contención de la protesta social; y especialmente con el desarrollo de una estructura mafiosa destinada a favorecer a las corporaciones imperialistas y a las élites locales. Todo perfeccionamiento del Estado burgués incide negativamente en las condiciones de vida, organización y lucha de las masas populares, pues éste no es más que el poder político de la clase dominante puesto en marcha para sus propios intereses.
4. Alianza País generó todo un aparato que garantizaba sistemática y racionalmente los negociados de los que se han beneficiado directamente los altos funcionarios del Estado, donde se combinaron procedimientos “legales” (altos salarios, contratación de empresas o consultorías) e ilegales (sobornos, coimas, porcentajes de entre el 20% y 30% de los contratos firmados). Hoy empiezan a saltar a la vista decenas de casos de corrupción en los sectores estratégicos y en otros sectores de la economía.
5. Dichos casos de corrupción no han podido pasar inadvertidos por dos razones: el abuso o exceso de negociados que es inherente a la facción burocrática, pues es su razón de ser; y el ascenso del grupo de Lenin Moreno.
6. Los Correa, Glas, Alvarado, Mera y demás altos funcionarios del correísmo son unos ladrones miserables que deben ser encarcelados.
7. Cuando los dirigentes de Alianza País eligieron a Moreno como candidato presidencial, sabían que no era el más apto para asegurar los intereses de los grupos afines a Correa, pero era la única carta con posibilidades reales de ganar. Sin embargo no creían que se iba a salir tanto del guión original. Algunos especulaban que una vez en el poder Moreno renunciaría por enfermedad, quedando como presidente Glas. Arriesgaron y perdieron, subestimaron al grupo de Moreno o simplemente les tocó ponerlo, ahora los resultados se hacen evidentes. Correa y su séquito creían que en la contradicción desarrollada en Alianza País ellos tenían el aspecto dirigente y que podrían seguir manejando su partido y el Estado por encima del grupo de Moreno. La realidad es otra, quien lleva ahora el aspecto dirigente en dicha contradicción es Moreno y su grupo, pues el control del ejecutivo en un estado presidencialista, característica política de los países semi-coloniales, le asegura la hegemonía sobre el resto del aparato y su partido.
8. Una vez en el poder, Lenin Moreno ha hecho acercamientos a partidos, grupos y medios de comunicación considerados enemigos del correísmo. Ello no es más que una vieja estrategia de gobernabilidad que ahora es usada además para vencer un enemigo al interior de su propio movimiento. Es decir, no hay un interés real de mermar el aparato represivo y conculcador de derechos, sino ganar tiempo, fuerza y aliados para derrotar a su enemigo principal en este momento.
9. Una vez derrotados los grupos afines a Correa, seguirá en marcha el proceso de enriquecimiento mediante la corrupción estatal y el ataque permanente a los sectores populares pero con un rostro renovado, lo cual no es más que la estrategia implementada históricamente por las élites locales.
10. Moreno fue funcionario del anterior gobierno, fue cómplice en todas las medidas y políticas implementadas por éste, fungió como rostro humano de un aparato destinado a la imposición y al privilegio. Ello no hay que olvidarlo, pues el guardián de turno de las élites empresariales y burocráticas es parte de lo mismo que ahora él critica.
11. Es insólito, risible e indignante que los Bucaram hablen de honestidad mientras su familia se robó millones en la administración pública tanto en la alcaldía de Guayaquil como cuando el PRE llegó al gobierno; que Guillermo Lasso de clases de moral cuando se enriqueció gracias al feriado bancario después del que su banco lograría colocarse como uno de los principales del país, poniéndose como ejemplo cuando vive del chulco legalizado, de la especulación, del parasitismo financiero; que las mafias de las centrales sindicales y los dirigentes de los partidos reformistas de izquierda digan que tienen las manos limpias, mientras también han sido beneficiarios de la corrupción estatal, del apoyo a Lucio Gutiérrez, Correa, etc. y viven de las migajas que les entregan las élites empresariales.
12. Las organizaciones revolucionarias y los sectores populares no debemos bajar la guardia ante este nuevo gobierno, ni ante la falsa oposición. Debemos combatirlos firmemente sin otorgarles ni un ápice de confianza y crédito.
13. Es importante denunciar y esclarecer todos los hechos de corrupción, pero no manejándolos como hechos aislados, sino como una práctica que es inherente y forma parte de la esencia del Estado burgués.
14. Ya llegará el momento en el que todos estos parásitos que roban y explotan al pueblo rindan cuentas de sus actos. Todas las humillaciones, burlas y engaños serán aplastados por los proletarios conscientes y decididos que echarán abajo mediante una revolución esta vieja y caduca estructura.
15. El Bloque Proletario hace un llamado al pueblo, a la juventud y a los trabajadores, a organizarnos contra este gobierno y a afianzar el camino de una verdadera revolución en nuestro país.
¡Ni Moreno, ni Correa, abajo la burguesía burocrática!
¡Sepultemos a la vieja izquierda colaboracionista que también se beneficia del negocio estatal!
¡Por el desarrollo de una nueva corriente revolucionaria en el Ecuador!
BLOQUE PROLETARIO DE ECUADOR

martes, 2 de mayo de 2017

LA MINGA. Quito, 2 de Mayo de 2017.
 PRIMERO DE MAYO: CONSECUENTE Y COMBATIVO
La Coordinadora Campesina Popular CCP, participó activamente en la ciudad de Quito en la marcha combativa por el PRIMERO DE MAYO, DÍA INTERNACIONAL DE LOS TRABAJADORES DEL MUNDO.

La CCP junto a obreros, estudiantes, mujeres organizadas, masa de barrios, vendedores ambulantes, intelectuales de nuevo tipo, artistas populares, todos unidos en el BLOQUE PROLETARIO hicieron de esta celebración mundial un día de lucha y de compromiso para seguir bregando por las tareas revolucionarias y populares que nos lleve a tumbar este aberrante sistema capitalista-imperialista.

La acción política consecuente con las masas populares, el dinamismo, la creatividad y la convicción combativa de las distintas organizaciones que componen el BLOQUE PROLETARIO hace que desde hace ya algún tiempo éste se haya convertido un nuevo y único referente revolucionario de la lucha popular en Ecuador. Y en este Primero de Mayo se puso en evidencia que el BLOQUE es la única organización popular que muestra una verdadera alternativa de enfrentar el capitalismo-imperialismo de verdad.

 Mientras el reformismo podrido agrupado en una cofradía de politiqueros busca votos de la izquierda domesticada y que ahora andan pidiendo “diálogo” y “cambios” (por no decir un poco de lavazas) al nuevo gobierno, el BLOQUE PROLETARIO organiza y moviliza a las masas para tumbar de raíz este sistema capitalista-imperialistas causante de la desgracia del pueblo; mientras los mismos podridos sindicalistas como Tatamueces y Erazos andan abrazando a los Lassos (como antes abrazaron a Gutiérrez y Correa), el BLOQUE PROLETARIO rechaza y denuncia que correas, morenos, lassos son la misma mierda capitalista que oprime a millones de ecuatorianos; mientras los politiqueros-onegeistas de Pachakutik-conaie como Cholangos-Macas-Quishpes-Pérez se prostituyen en la politiquería burguesa abrazando y dando votos por los Lassos y Morenos, el BLOQUE PROLETARIO muestra a las masas populares que las elecciones burguesas son una trampa para el pueblo, que la democracia burguesa y sus podridas elecciones son herramientas para reforzar la opresión, que las elecciones que organiza la burguesía es un pestilente juego donde los proletarios nunca vamos a ganar nada. Sin duda el BLOQUE PROLETARIO ES LA ÚNICA ESPERANZA PARA LOS OPRIMIDOS DE ECUADOR.




LA CCP en este PRIMERO DE MAYO saluda a todas las organizaciones populares que componen el glorioso BLOQUE PROLETARIO, a su trabajo honesto, a su voluntariado y convicción de clase firme, a la justa dirección de la lucha, al férreo compromiso de servir de todo corazón a las masas oprimidas y a la valiente actitud de atreverse a derrocar este sistema clasista, patriarcal y asesino de los ecosistemas.

¡¡¡ VIVA LA PUJANTE COORDINADORA CAMPESINA POPULAR CCP !!!
¡¡¡ VIVA EL GLORIOSO BLOQUE PROLETARIO DE ECUADOR !!!!!

miércoles, 29 de marzo de 2017

LA DEMOCRACIA NO EXISTE, SÓLO EXISTE UNA DICTADURA LLAMADA DEMOCRACIA
Cada 4 años, a veces más, a veces menos, el pueblo es convocado a las urnas para elegir gobernantes. Con los procesos electorales se crea la ilusión de que votando para colocar autoridades, sean nacionales o locales, se obtendrá un “cambio”, se mejorará las condiciones de vida, y sobre todo, de que elegir autoridades es la decisión más importante que se toma, y quién la toma es directamente el pueblo. Esto es el pilar fundamental de esta ilusión que sustenta lo que las clases explotadoras llaman DEMOCRACIA.
Nada más falso. Sin embargo, esta ilusión se ha convertido en uno de los instrumentos ideológicos más poderosos para manejar a las masas populares y legitimar la dominación de la burguesía y las otras clases explotadoras. Cada cierto tiempo el pueblo es arrastrado, obligado, a ir a las urnas a depositar un voto, y todo el aparataje económico, ideológico-político y cultural de la sociedad se utiliza para mostrar este acto como lo más sublime, casi, casi sacrosanto, ya que así se hace efectiva la DEMOCRACIA.
Desde que en la sociedad existen unas clases que dominan, explotan y viven del trabajo de otras clases sociales, simplemente no existe la democracia (gobierno del pueblo), para el conjunto de los habitantes. Recordemos que el concepto de democracia se concibió en la antigua Grecia esclavista, donde los esclavos y las mujeres no eran considerados seres humanos, y por tanto lo que era “democrático” era aplicado sólo para los hombres libres, “ciudadanos”.

Pero luego, tanto en el feudalismo como en el capitalismo, de un modo más restrictivo o más “participativo”, se ha mantenido la hegemonía de unas clases sobre la gran mayoría de explotados, y este dominio que se basa en el poder económico, permite el sometimiento en el terreno político, siendo la esencia de éste el control y uso del poder para imponer los intereses y necesidades de los explotadores, como las del conjunto de la sociedad.

La concreción de ese poder político es la fuerza armada organizada para reprimir y someter a los explotados, es decir, el ESTADO, por lo que en realidad lo que existe en la actualidad es una DICTADURA de la burguesía y las otras clases dominantes sobre la gran mayoría de la población mundial, dictadura que se impone y sostiene, en última instancia, por la fuerza de las armas.
La democracia que se pregona no es más que una fachada tras la que se oculta la DICTADURA burguesa, y con la que se ha legitimado un mundo en el que sólo las clases explotadoras son la que tiene todas las libertades, en especial la libertad para explotar el trabajo ajeno, saquear a los pueblos, y devastar la naturaleza, que es la base para que se ejerza la más preciada de las libertades: la acumulación de ganancia.
La democracia simplemente no existe, ¿dónde está el gobierno del pueblo para el pueblo, cuando un minúsculo grupo de millonarios concentra y centraliza más riqueza de la que puede gastar, mientras millones se debaten en el hambre, la contaminación, las enfermedades, las guerras?
Entonces es necesario dar el nombre adecuado a la actual dominación económica, política, ideológica, cultural de las clases explotadoras sobre las explotada, y este es: DICTADURA BURGUESA. Si entendemos esto, ¿qué importa que grupo se turne en el gobierno? Derechas, más al centro, más al extremo, “izquierdas” más o menos de derecha, “socialistas” del siglo XXI serviles del imperialismo chino, o reaccionarios abiertamente neoliberales pro-yanquis. Al fin todo son iguales, todos defienden la dictadura burguesa, todos son cómplices del engaño al pueblo al participan en el circo electoral, con el que se encandila a las clases explotadas y se afirma y se afianza la dictadura burguesa.
No existe la “democracia”, lo que existe es la dictadura de la burguesía, tanto a nivel internacional (imperialismo), como a nivel local, y el sometimiento de los miles de millones de obreros, campesinos y pobres de otros sectores populares que no tienen poder para imponer sus intereses y sus necesidades, sino que mal viven en situaciones infrahumanas para la gloria del capital.
Es la dictadura del capital, lo que se sostiene y refuerza con el “cambio” de gobierno a través de la farsa electoral, y todos los que son parte de la “fiesta democrática”, abierta o solapadamente, se benefician de esta dictadura.
Los miles de parásitos que se encaraman en la administración del Estado burgués, defiende a morir la DEMOCRACIA, es decir, la DICTADURA BURGUESA, porque su vida inútil, llena de mezquindad, depende de que puedan convencer a los millones de ilusos de que acudan a dar un voto aceptando de esa manera su propia opresión.
Si entendemos esto vamos a ver lo cínico de la farsa electoral, con toda su escenografía de bambalina de la peor calidad, con actores y actrices de quinta, capaces de hacer y decir cualquier cosa con tal de ganar un puestito bien remunerado en el Estado burgués. Vamos a poder ver detrás de sus máscaras a los defensores de la DEMOCRACIA, es decir, de la DICTADURA BURGUESA.
Vamos a ver también lo ridículo de los llamados hoy a votar por Lasso en contra de la “dictadura correísta”, ya que durante la última década, al igual que desde que se declaró la república del Ecuador, vivimos en una dictadura de las clases dominantes nacionales al servicio del capital imperialista. Con sus diversos matices, todos los gobiernos, han sido representantes de distintos sectores de las clases dominantes que se han ido turnando en la administración del Estado burgués. Y así seguirá siendo tanto si gana Moreno como si gana Lasso.
Y entendiendo esto también veremos claramente el nefasto papel que ha jugado el REFORMISMO en nuestra historia, especialmente los etiquetados como “izquierda”, entre los que están mpd-unidad popular, pachakutik-conaie, coludidos con las clases dominantes, con atuendos rojos de la tonalidad que sea, o con banderas multicolores, “hacen el juego” a los explotadores poniendo la “diversidad” a la farsa electoral. Para justificar su oportunismo y fiel servicio que prestan a la burguesía, se escudan en los supuestos “espacios democráticos” y en que la participación en las elecciones burguesas es una “forma de lucha”.
Por ello no debe sorprendernos que siempre vayan a la cola de los candidatos de la burguesía, siempre estarán allí, ayer con Lucio, Correa, hoy con Lasso, mañana con quien les ofrezca mejores prebendas. Si existen es justamente para darle mayor sustento a la dictadura burguesa como supuesto representantes de sectores populares.
Como la clase proletaria, a la que hoy pertenecen la mayoría de explotados en el mundo, no tiene necesidad de explotar, ni someter a otras clases para enriquecer a una minoría, llama a las cosas por su nombre, sin miedo, sin hipocresía, y por eso plantea que a la dictadura burguesa tiene que hacerse frente con la DICTADURA DEL PROLETARIADO, no hay engaño en ello, la dictadura de las inmensas mayorías de las clases y sectores oprimidos por el capital sobre el minúsculo grupo de acaparadores de la riqueza y todo su séquito de buscavidas amamantados en los puestos burocráticos y las fuerzas represivas del Estado burgués.
Sólo la Dictadura del Proletariado, junto con otras clases actualmente oprimidas por el capital, permitirá ir sentando las bases para la sociedad sin clases, sin explotadores ni explotados, por tanto sin Estado: la sociedad comunista, en donde sí el pueblo será el que gobierne por sí mismo y para sí mismo.
Todavía la humanidad tiene un largo camino que recorrer hasta terminar con la explotación burguesa y sentar las bases de una sociedad distinta, sin embargo, para recorrer ese camino hay que comprender bien los conceptos, hechos y fenómenos sociales, comenzar a develar la DICTADURA BURGUESA en todas sus dimensiones, y, hacer frente a la confusión político-ideológica que siembran las clases dominantes, dejando de llamar a la dictadura burguesa “democracia”.
¡NUESTRO CAMINO ES LUCHANDO, NO VOTANDO!
¡VIVA EL BLOQUE PROLETARIO!



COORDINADORA CAMPESINA POPULAR CCP
CAMPESINOS REFLEXIONAN SOBRE LA FARSA ELECTORAL
La Minga de la CCP


La Asociación de Campesinos de Limón Indanza ACLI y la Coordinadora Campesina Popular CCP, realizaron el domingo 26 en Limón una Asamblea en la que los asistentes pudieron reflexionar sobre el carácter de las elecciones dentro de la Democracia burguesa.
Con distintos materiales audiovisuales, exposiciones y discusiones en grupo, se llegó a la conclusión de que a través de las elecciones se engaña al pueblo haciéndole creer que yendo a las urnas está decidiendo algo trascendental, cuando en realidad lo que está haciendo es elegir a un representante de las clases dominantes para que esté al frente del gobierno por un tiempo, sirviendo al grupo al que representa y sirviéndose del Estado para obtener ganancias económicas por diferentes vías, una de ellas la corrupción.
Es por ello que, gobierno tras gobierno, la situación del pueblo no mejora, todo lo contrario, cada día los campesinos medios y pobres, tienen que redoblar su esfuerzo, aumentar su jornada de trabajo, utilizar la mano de obra de toda la familia, lo que implica muchas veces, dejar a los hijos sin estudio, para poder mantenerse económicamente.
“Ningún gobierno ha hecho nada en favor del campesinado”, dijo uno de los asistentes, “…todo lo contrario cada día más impuestos, más controles… que no nos dejan trabajar en paz con eso de Agrocalidad… Cada día más amenazas, de los grandes agronegocios, de las mineras imperialistas… y ahora para completar hasta nos ponen estado de excepción para impedir que nos expresemos y protestemos por tantas injusticias.”
“Las decisiones importantes no las toma el pueblo, esto es evidente, por ejemplo, con respecto a los megaproyectos de minería…”, reflexionaron los campesinos. Desde que los territorios de Morona Santiago fueron concesionados en los años 90 del siglo pasado, todo los gobiernos han venido facilitando el ingreso de las transnacionales, antes canadienses hoy chinas, sin que las comunidades campesinas e indígenas asentadas en estos territorios amazónicos hayan sido siquiera informadas.
Durante los 10 últimos años de gobierno de Correa, se ha hecho todo para respaldar a los invasores chinos, demostrando este gobierno como es el más servil y rastrero lacayo del imperialismo. Incluso se ha militarizado la zona del proyecto minero Pananza-San Carlos, y ha impuesto un estado de excepción por dos meses, a fin de proteger los intereses de la corporación china Tongling.
Pero esto no cambiará si un representante de la banca llega a la presidencia. Sólo los ilusos pueden creer que Lasso vaya estar en contra de la minería, si la banca, que es parte de todo el capital financiero internacional está detrás del negocio del saqueo de los minerales, a través de las bolsas de valores y las instituciones que financian los proyectos mineros. Aunque ahora por la campaña electorera Lasso está prometiendo que no hará minería en los páramos y que consultará a las comunidades, estas son sólo burbujas de jabón que se esfumarán apenas consiga ganar las elecciones.
También Correa en su campaña y en los primeros días de su gobierno decía que si no se consultaban a las comunidades, indígenas especialmente, no se daría paso a los proyectos de minería en Morona Santiago. Pero ya la realidad nos muestra que en campaña se puede ofrecer cualquier cosa, total cuando ya están en el gobierno tienen la fuerza pública, las leyes, las cárceles para imponer la voluntad de sus amos imperialistas.
“De ninguna manera esto puede ser democracia”, expresaron los hombres y mujeres trabajadores del campo que viven del sudor de su frente, que a través de la organización pueden abrir sus ojos y sus mentes, no como los ganapanes que están jalando las banderas verde flex para continuar en los puestos burocráticos, o blancas para sacar a los verdes y colocarse ellos, su grupo de amigos y familiares.
De nada nos vale ir a las urnas a cambiar de tirano, cuando no tenemos poder para tomar decisiones que respondan a nuestras necesidades e intereses, y no a las de los grupos que dominan en Ecuador y a nivel mundial, como sucede actualmente.
Gane quien gane el próximo domingo, nada cambiará para las clases y sectores explotados de Ecuador, porque será un simple cambio de personaje, pero el sistema seguirá incólume, es más, se reforzará porque el pueblo inconsciente legitimará su dominación asistiendo a la fiesta democrática de la burguesía.
Por ello la ACLI y la CCP se unen en torno del BLOQUE PROLETARIO y a la posición de VOTO NULO, y llaman a reforzar la organización y lucha en el campo y las ciudades.
SI QUIERES ELEGIR, ELIGE LUCHAR!!!!

jueves, 9 de marzo de 2017

VIVA LUNA ROJA, LA ÚNICA ESPERANZA REVOLUCIONARIA Y COMBATIVA DE MUJERES EN ECUADOR!!!!!!